Los trajes de hombre labrados: marca la diferencia en el tejido