Aprende a planchar una camisa correctamente

Pin It

Como planchar una camisa correctamente.

tio plancha

plancha

Seguramente que en muchas ocasiones te has preguntado cómo planchar una camisa para que quede impecable. En NdA queremos ayudarte con algunos sencillos pasos a seguir para que el resultado sea excelente.

Los tiempos han cambiado y ya son historia aquellos en los que planchar era una tarea exclusiva de las mujeres. Hoy en día un hombre debe ser capaz de hacerlo bien si no quiere ir luciendo como un papel arrugado. Con unos sencillos pasos que os vamos a dar el planchado de tus camisas quedará tan impecable que sólo querrás hacerlo tú.

Para comenzar el lugar dónde planches tiene que ser encima de una tabla para este uso. Olvídate de improvisaciones como una mesa de cocina, no podrás acceder algunas partes de la prenda y el resultado será el peor. Si la prenda es de algodón es muy importante haber llenado previamente el depósito de la plancha con agua, el vapor es fundamental para quitar bien las arrugas de este tejido.

En una camisa el cuello es muy importante y debe quedar perfecto. En primer lugar desabrochamos los botones y lo extendemos sobre la tabla planchado ambas partes hasta que quede bien. A continuación procedemos a planchar los hombros, para poder hacerlo con comodidad colocamos esta zona de la camisa en el borde de la tabla y pasamos la plancha suavemente por los dos lados. Cuando hemos terminado los hombros el siguiente paso son los puños que como el cuello llevan doble tela y necesitan un poco más de insistencia.

Una vez hemos acabado con los puños continuamos con las mangas, esta es una de las zonas más difíciles pues debes evitar que la plancha deje marcada la línea. Para conseguirlo tendrás que planchar por por los dos lados poniendo cuidado de no presionar en los bordes, girando la tela para planchar el otro lado y borrar la marca que pudiera haber quedado.

Para finalizar una vez tenemos estas zonas nos quedará lo más importante la parte delantera y la espalda, por su extensión las que más se ven. Te aconsejamos que comiences por una de las partes, izquierda y derecha por separado, cuidando los pliegues del bolsillo. Por último nos queda la espalda que es la parte más sencilla. Si desde el comienzo, sigues estos sencillos pasos tu camisa lucirá impecable y con la práctica comprenderás que estos consejos son necesarios para un buen resultado.

Pin It

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.